Publicidad:
La Coctelera

Categoría: CONDUCTISMO

Análisis Experimental de la conducta

Escriba en la sección de comentarios los conceptos principales de la siguiente lectura, LLEVE SUS DUDAS AL AULA.

EL ANALISIS EXPERIMENTAL DE LA CONDUCTA

Skinner, B.F. (1979). Contingencias de Reforzamiento. Cap. 4. Pp.75-95 (ABA.COLOMBIA)

Un dato natural de la ciencia de la conducta es la probabilidad de que ocurra una

cierta clase de conducta en un tiempo determinado. Los análisis experimentales

tratan acerca de esta probabilidad en términos de la frecuencia de la tasa de

respuestas. Como la probabilidad, la tasa de respuestas sería un concepto

desprovisto de un significado si no fuera posible especificar una topografía de las

respuestas, de manera que puedan contarse las instancias por separado de un

operante. Generalmente, la especificación se hace con la ayuda de una parte

del dispositivo – el “operando”- que percibe las ocurrencias de una respuesta. En

la práctica, las respuestas se definen de manera que muestren una considerable

uniformidad conforme se mueve el organismo en una estructura determinada por

su propia anatomía y el medio ambiente próximo a él.

El análisis experimental de la conducta se distingue por el énfasis en la tasa de

ocurrencia de las instancias repetidas de un operante, de las otras clases de

psicología que practican uno o más de los siguientes sistemas:

1. La conducta se considera simplemente como el signo o síntoma de actividades

internas, mentales o psicológicas, que se estiman como el principal objeto de

estudio. La tasa de respuestas es significativa sólo porque no permite seguir

un proceso (como, por ejemplo, el proceso de aprendizaje o el de maduración),

o para determinar un estado o condición (tales como una tendencia excitatoria

o de vigilancia o de vigilia), que nos permita detectar le energía psíquica

disponible o la intensidad de un impulso o emoción, y otros asuntos parecidos.

Y no se espera que sea muy metódica la conducta observada, ya que es tan

sólo una “ejecución” más bien “poco clara” de la que posiblemente se pueden

inferir estados y procesos más estables con la ayuda de procedimientos

estadísticos. Estas prácticas han obstaculizado una especificación cuidadosa

de la conducta, y los datos obtenidos con estas prácticas rara vez son útiles en

la evaluación de la probabilidad de las respuestas por sí mismas.

2. La conducta se considera significativa únicamente cuando satisface ciertas

normas o criterios. De un organismo se dice que “se ajusta a una situación”,

”resuelve un problema” o que se “adapta al medio”. Con respecto a los

criterios normativos, su conducta puede mejorarse o deteriorarse; con

respecto a los criterios del desarrollo, su conducta se puede acelerar o detener.

Al reseñar estos aspectos de la conducta, el experimentados no especifica lo

que en realidad está haciendo el organismo, de manera que no se puede

deducir satisfactoriamente una tasa de respuestas.

3. Los cambios en la probabilidad de las respuestas se tratan como si fueran

respuestas o actos. Del organismo se dice que “discrimina”, que “forma

conceptos”, que “recuerda”, que “aprende qué debe hacer” y, como resultado,


“a conocer qué debe hacer”, y frases similares. Sin embargo, estas no son

modalidades de respuestas. Discriminar no es responder, sino responder de

manera diferente a dos o más estímulos. Decir que un organismo ha

aprendido a discriminar entre dos estímulos es reseñar un hecho posiblemente

útil, pero no indica qué es lo que en realidad está haciendo el organismo.

4. Las dimensiones estudiadas, aunque cuantificables, no están relacionadas con

la probabilidad de las respuestas de manera sencilla. La fuerza con que se

ejecuta una respuesta y el tiempo que transcurre entre el estímulo y la

respuesta (llamado a menudo, incorrectamente, latencia o tiempo de reacción)

son medidas acostumbradas. Cuando cambian bajo reforzamiento diferencial,

son relevantes para un análisis experimental, pero no proporcionan ninguna luz

sobre la probabilidad. . Otras medidas comunes son aún menos útiles, como

es el caso del tiempo requerido para completar una tarea (salir de un laberinto,

resolver un problema o tachar en una página todas las letras de una clase

determinada) o el número de errores cometidos, o bien, el número de ensayos

efectuados antes de conseguir una regla. La “cantidad recordada”, aspecto de

la conducta puesto en relieve por primera vez por Ebbinghaus, recientemente

ha gozado de una renovada popularidad. El experimentador puede desear

conocer, por ejemplo, la manera en que un conjunto de respuestas llega a ser

controlado por un conjunto correspondiente de estímulos, pero en lugar de

estudiar el cambio en la probabilidad, mide el número de respuestas emitidas

correctamente al ser evocadas más tarde. A menudo, un experimento está

diseñado de manera que el resultado importantes es una razón entre dos

medidas de esta clase, cuando la arbitrariedad o irrelevancia de los aspectos

medidos parece estar cancelada; sin embargo, hasta una razón es de poca

utilidad en un análisis experimental. Este tipo de medidas se escoge

principalmente debido a que son cuantificables (la fuerza de la respuesta se

puede apuntar con precisión el número de ensayos contar con exactitud, y el

tiempo transcurrido medir con los más precisos relojes existentes) pero el

carácter cuantificable no es suficiente. La tasa de respuesta es una dimensión

básica, no simplemente porque las respuestas se pueden contar con precisión

sino debido a que la tasa es importante para el objetivo central de una ciencia

de la conducta.

5. Las entidades interiores de las que se dice que la conducta es un sigo o

síntoma incluyen cualidades, habilidades, actitudes, facultades, etcétera, y

para éstas se han diseñado varias técnicas de medición psicológicas. Pero

aun las técnicas estadísticas más impecables y las definiciones operacionales

más cautelosas no alteran el hecho de que las pruebas, a partir de la cuales se

obtienen los datos, son espacios experimentales controlados sin mucho rigor y

que las “puntuaciones” tomadas como medidas contienen algunas de las

características arbitrarias que acabamos de mencionar. Las importantes

consecuencias a las que se encauzan estas técnicas (por ejemplo, la

covariación en la probabilidad de grupos de respuestas) deben estudiarse por

otros medios antes de que los resultados sean útiles en un análisis

experimental.

6. En lugar de observar la conducta, el experimentador registra y estudia la

afirmación del sujeto acerca de lo que haría bajo un conjunto dado de


circunstancias, o la estimación de sus posibilidades de éxito o su impresión de

 

ELABORAR CUESTIONARIO SOBRE SKINNER Y EL AEC

Elabore un cuestionario de 20 preguntas con sus respuestas

B. F. Skinner y el Análisis Experimental de la Conducta http://www.cuc.udg.mx/psicologia/skinner.html

Burrus Frederick Skinner es actualmente uno de los psicólogos conductistas que más influencia ejerce en la psicología contemporánea, tanto por su concepción acerca de la conducta, como por los éxitos alcanzados en la practica psicológica derivada de los principios o leyes analizados en el laboratorio.

Las inquietudes de conocimiento de Skinner le han llevado a incursionar en los más variados campos de la psicología, desde la experimentación rigurosa en el laboratorio hasta educación, proyectos militares, psicoterapia, análisis del lenguaje, incluyendo cuestionamientos radicales sobre la libertad y la dignidad llegando a proponer el diseño de culturas bajo los principios de su sistema para una nueva sociedad planificada carente de los problemas sociales que son comunes a todas éstas.

Como el mismo lo dice en el prefacio a la séptima edición (1966) de su libro "The behavior of organisms" (1938), el cual fué la primera integración de una serie de trabajos en los que exponía los fundamentos de su sistema, el marco histórico en que su libro debería evaluarse lo constituyen otros dos libros: "Purposive behavior in animales and man" de Tolman publicado seis años antes, y "Principles of behavior" de Hull, el cual apareció cinco años más tarde. Siendo Tolman y Hull desarrolladores del planteamienhto de Watson y ejerciendo gran influencia en aquella época, se levanta Skinner proponiendo un sistema metodológico contrario a éstos, cuestionándoles sus conceptualizaciones del objeto de estudio común a todos ellos la conducta.

Para tratar de realizar un análisis exhaustivo del planteamiento Skinneriano, debemos empezar desde sus primeras publicaciones, donde propone la metodología a desarrollar en su sistema. En 1931 publica un artículo titulado: "El concepto de reflejo en la descripción de la conducta", donde aparece enmarcado históricamente el desarrollo del concepto de reflejo y su análisis elaborado por fisiólogos investigadores del sistema nervioso central. Marshall Hall, Magnus y Sherrington (el cual postuló el concepto de sinapsis), desarrollaron sus investigaciones sobre el reflejo sentando las bases fisiológicas de éste, Pavlov más tarde habría de estudiar el proceso de condicionamiento del mismo, llegando por último a Watson, el cual tomó al reflejo como la unidad de análisis de la psicología conductista, por ser éste un evento observable y cuantificable capaz de ser modificado por ciertas condiciones. Es en base a estos estudios que Skinner considera que muchos de los fenómenos observados y explicados por la fisiología recurren a entidades hipotéticas como en el caso de cierta función llamada "sinapsis", la cual se encuentra hipotéticamente localizada en la interconexión de las neuronas (recuérdese la fecha del artículo, 1931), por lo que Skinner (1931) la describe de la siguiente manera: " Nuestros actuales conocimientos en la relación con la sinapsis derivan totalmente de casos observados de conducción refleja".

En nuestra descripción de la sinapsis no hay nada que no haya servido para describir los datos experimentales, si bien trasladamos nuestras descripciones de los datos a las leyes de la sinapsis por conveniencia de expresión. Esto equivale a decir que la sinapsis, descrita según sus características, es una construcción gramatical. " ES LA EXPRESION CONCEPTUAL DE LAS CONDICIONES DE CORRELACION DE UN ESTIMULO Y UNA RESPUESTA, EN QUE HAN SIDO ELIMINADAS LAS CONDICIONES INCIDENTALES IMPUESTAS POR UN ESTIMULO DADO Y UNA RESPUESTA DADA " (1931, reimpreso en 1975, p. 497 ). Lo que aquí nos presenta Skinner, es la definición operacional del concepto de sinapsis postulado por Sherrington y con esto trata de explicar cómo un fenómeno como el reflejo en lugar de describirse por sus características observables, los fisiólogos buscan la explicación por procesos inferidos, es entonces que la gran aportación de Skinner es la "desfisiologización " del reflejo (Ribes y Cols., 1980). Para Skinner pues, este fenómeno es una covaración de elementos y no ciertas funciones neuronales inferidas, por lo que define al reflejo como sigue " Se define un reflejo como una respuesta...

La investigación fisiológica no pone en tela de juicio la naturaleza correlativa del reflejo, ya que sus datos y sus conceptos se ocupan esencialmente de las condiciones de una correlación". Este es el punto de partida de Skinner en su sistema, para él toda la actividad del organismo es conducta, pero ésta se da bajo un cierto marco de referencia, de manera que los hechos no deben ser descritos por sí solos, sino en relación con otros hechos ( eventos ambientales ), y también en lugar de referirnos a términos de causa-efecto debemos de utilizar relaciones funcionales, para de esta manera llegar a la elaboración de una ciencia de la conducta cuyo objetivo sea la predicción, control e interpretación de su objeto de estudio (Skinner, 1953).

El trabajo de exposición que realiza en 1938 tiene el objetivo de sentar las bases de su sistema, donde como lo afirmamos anteriormente integra lo expuesto en algunas de sus publicaciones iniciadas en 1930. Inicia su exposición refiriéndose a la necesidad de postular como objeto de estudio científico a la conducta, rechazando como explicación de ésta al sistema nervioso central, ya que genera ficciones que eran y son práctica común para una explicación objetiva de la conducta; y es que al no existir anteriormente una ciencia psicológica que diera cuenta de la complejidad del comportamiento de una manera rigurosa como cualquier ciencia natural, se recurre a las leyes y explicaciones de la Neurofisiología, basada esta en la objetividad y metodología de la Biología. Pavlov consideraba que la conducta se encuentra determinada por bases biológicas, y en cierta manera Watson compartía esta concepción al considerar que la explicación más objetiva y radical sobre la conducta la daría la fisiología. Skinner (1938) nos manifiesta su punto de vista sobre este problema cuando dice: "Los hechos sobre la conducta no son estudiados por sí mismos, sino que se consideran como algo que puede explicarse y aún justificarse por los hechos anteriores del sistema nervioso (no estoy intentando rebajar la importancia de la ciencia de la Neurología, sino que me refiero simplemente al uso primitivo del sistema nervioso como principio explicativo, evitando una descripción directa de la conducta". (1938, p. 18 ).

El punto estaba claro, Watson había conseguido desembarazarse de toda la gama de ficciones psíquicas (alma, mente, conciencia ) que habían predominado (y predominan actualmente) en la psicología, pero en su afán de encontrar un apoyo recurrieron los nuevos conductistas a una ciencia neural (véase postulado 1 y 2 de Hull) ya que también todos estos utilizaron o se vieron influídos por la concepción Pavloviana del condicionamiento con su correlato fisiológico. Por eso Skinner inicia proponiendo como unidad de análisis el reflejo pero sin un correlato fisiológico, lo "conductualiza", inicia una definición operacional de los términos utilizados y hace del reflejo su paradigma de investigación. Si el objeto de estudio de la nueva ciencia era la conducta había que definirla, y lo hizo de la siguiente manera: "... el movimiento de un organismo o de sus partes dentro de un marco de referencia suminstrado por el mismo organismo por varios objetos externos o campos de fuerza. Es conveniente hablar de ella como la acción de un organismo sobre el mundo exterior, y a veces es deseable observar un efecto en lugar del mismo movimiento, como en el caso de la produccion de sonidos" (1938, p. 20 ).

Un Sistema Descriptivo: Skinner en su artículo del 31 y su libro de 1938 se ve influído (y así lo reconoce) por la publicación de "The logic of modern Physics" de Bridgman (1972, citado en Skinner, 1931) donde se proponía el análisis operacional de los conceptos utilizados en la física y es así como el positivismo influenciaba el nacimiento de su sistema, iniciando con la revisión de conceptos y con la proposición de otros nuevos con el fin de "describir" la conducta, más que justificarla o interpretarla, sin atribuírle propiedades de tipo fisiológico o anímico. Es aquí donde se hace notar la diferencia entre Skinner y Hull, para este último en principio era necesario postular una serie de teoremas que dieran lugar a una teoría la que luego se llevaría a verificación empírica, esto es, se utilizaba el método hipotético-deductivo, con el que Skinner se encontraba en desacuerdo respecto a su uso, limitándose en primer lugar a la experimentación por sí misma, permitiendo que los datos dieran lugar a la sistematización y generalización de leyes o principios. Así pues, al contrario de Hull utilizaba un método empírico-inductivo. Murray Sidman, discípulo de Skinner y autor del libro "Tácticas de investigación científica" (1960, traducción española 1975, p.25), resume estas dos posturas opuestas en su exposición de la metodología de Skinner: "Existen dos grandes escuelas diametralmente opuestas en su modo de enfocar los métodos que consideran más eficaces para la integración de datos diversos. La diferencia entre ambas reside, no en la presencia o ausencia de teoría, si no en el modo en que ésta es tratada".

En su caso, las teorías son formuladas de antemano y luego comprobadas deductivamente por medio de experimentos. En el otro, se experimenta primero, dejando que las teorías emerjan inductivamente a partir de los datos. Si bien para muchos el conductismo de Skinner después llamado Análisis Experimental de la Conducta (AEC), es una teoría del comportamiento, para el propio Skinner no es una teoría y no trata de realizar una, se limita solamente ala descripción de los fenómenos conductuales y a su sistematización.

En 1950 publica un polémico artículo titulado "¿Son necesarias las teorías del aprendizaje?" donde aclara que lo que él llama teorías del aprendizaje son aquellas que recurren a la explicación de cierto hecho observado por medio de acciones que ocurren en otro lugar y en otro nivel de observación, bajo otros términos. Dentro de esta definición se encuentran aquellas psicologías fisiológicas como sería (por ejemplo) la escuela rusa reflexológica. Un segundo tipo serían las teorías mentalistas, las que según él son las más comunes y su objeto de estudio es la "mente" o "personalidad", entidad a la que le son atribuídas las características del comportamiento y utiliza afirmaciones del tipo siguiente: "un animal se comporta de ésta manera por que espera algo" etc., y también ejemplo de éstas sería el psicoanálisis con su postulación del yo, super yo, etc.

El tercer tipo de teoría se refiere a las que él llama "conceptuales", éstas son aquellas que operacionalizan algunos hechos mentales y su nivel de hechos explicativos no son susceptibles de observación, podríamos considerar como ejemplo a Hull con su concepto de Fuerza del Hábito. El argumento de Skinner en contra de éstas teorías es de que al recurrir a pasos intermedios entre las relaciones observables del comportamiento, en lugar de investigar las variables de importancia como por ejemplo en el caso del reflejo, de la variable controladora ( estímulo ) su relación con la variable dependiente (la conducta), atribuye el resultado a la variable intermedia y lo que hace es usarla como principio explicativo, como en el caso de "un animal se comporta de esta manera porque "espera algo". Lo que se inicia como un intento de explicar el aprendizaje se convierte en la labor de explicar la "espera". Es pues, en este artículo donde exponiendo su metodología argumenta que quizás no sean necesarias estas teorías del aprendizaje, y una investigación que no estuviera dirigida a comprobar estas teorías nos podría ayudar a descubrir mas rápidamente los hechos significativos de la conducta y su relación entre ellos, esto es, al no existir compromiso de la investigación con una hipótesis o teoría cualquier dato sería valioso, ya que no los tenemos. Más Skinner ( 1950 ) no excluye la posibilidad de una teoría pero en otro sentido, después de estudiar todas las variables relevantes se procederá a la representación de los datos de un número mínimo de términos desarrollando una construcción teórica: "No se interpondrá en el camino de nuestra búsqueda de relaciones funcionales, porque surgirá únicamente después de que hayan sido encontradas y estudiadas unas variables relevantes... Parece que en este sentido, estamos poco preparados para la teoría".

Volviendo a otro aspecto de la metodología utilizada, recordemos que Skinner (1938) influenciado por algunas corrientes positivistas buscaba relaciones ordenadas de hechos, es por eso que su primera unidad de análisis, el reflejo, llena este requisito ya que al ser un evento capaz de ser aislado, se convierte en una demostración de uniformidad predictible de la conducta, haciendo posible una investigación científica. Así pues, el reflejo es estudiado exhaustivamente llegándose a la elaboración de leyes por medio del control cuantitativo del estímulo con la medida de la magnitud de la respuesta provocada.

La fuerza del reflejo' expresa de manera muy general el estado de una correlación dada con respecto a muchas de sus características: "El estudio del reflejo conduce, pues, a la formulación de dos tipos de leyes. Las primeras son leyes que describen las correlaciones estímulo respuesta... En segundo lugar, hay leyes que describen cambios en cualquier aspecto de estas relaciones primarias como funciones de terceras variables... (p. 50, de la reimpresión 1975)". Es con esto como se dá la justificación de una ciencia experimental de la conducta, con su unidad de análisis el reflejo, pudiendo utilizarse adecuadamente como un principio para la descripción de la conducta.

La Diferenciación entre Conducta Respondiente y Operante

La distinción que hizo Skinner (1937) de dos tipos de comportamiento fue el gran avance de su sistema, para muchos científicos del comportamiento, la conducta podría ser explicada en base a los reflejos, pero para Skinner el tipo de comportamiento que no mostraba tener un estímulo "provocador" esto es, aquella en la que no parecía existir una relación observable directa anterior (como en el caso de cualquier reflejo), era el tipo que con mayor frecuencia un organismo emitía, y he aquí la diferencia, el primer tipo a la que llamó RESPONDIENTE era provocada por un estímulo antecedente y el segundo tipo se emitía, esto es, no existía un evento antecedente relacionado, a esta se le llamó OPERANTE.

Es aquí donde Skinner sale del grupo de psicólogos que utilizaban el paradigma estímulo-respuesta, es más, con su postura cuestiona los puntos de vista de estos psicólogos al argumentar que su posición se debe al temor de que la conducta considerada como "espontánea" al relacionarse funcionalmente por medio de leyes pierde su "libertad", o sea, que al existir principios que rigen éste tipo de conducta despierta polémicas por el control que implica, este tema lo desarrolla Skinner en sus publicaciones posteriores y aquí lo trataremos más adelante.

Pero ni él mismo puede de una manera tan tajante separarse de la conceptualización reinante en su época y afirma que la conducta operante es también un reflejo: "El término reflejo será utilizado de forma que incluya tanto a respondientes como a operantes aún cuando en su significado original se aplicaba sólo a las respondientes" (1938, p. 35). La razón para ello era de que las dos son unidades de conducta y de alguna manera la respuesta operante podría (y con frecuencia ocurre) relacionarse con algún o algunos estímulos antecedentes, este concepto de estímulo antecedente en la conducta operante después se define como estímulo discriminativo y señala la probabilidad de ocurrencia de un reforzamiento. Skinner en su artículo del 37 donde contesta a Miller y Konorski su cuestionamiento acerca de la conducta operante, reconoce su deuda con Thorndike al afirmar que este tipo de conducta el la estudió nada menos que en 1898, a la que le llamó conducta instrumental, y así como Pavlov describió un proceso al que se le llamó condicionamiento (mencionado como "clásico"), Skinner aporta una nueva forma de analizar los hechos de la conducta, o sea un segundo tipo de condicionamiento, el Operante, que este tipo de comportamiento era el que "operaba" sobre el medio ambiente alterándolo.

Como se puede apreciar Thorndike especifica esto en su ley del efecto, pero Skinner desarrolla el proceso ideando un característico método de experimentación en el que siguiendo la pauta de Pavlov, utiliza un riguroso control de condiciones experimentales, aísla a un organismo singular y cuantifica un segmento de conducta que se convierte en su dato básico de estudio científico: "la frecuencia de respuestas operantes".

Conducta Operante

Es necesario partir de la consideración de que la conducta es continua y que para nuestros fines de análisis la "fragmentamos" en respuestas, así como también tomamos una parte del medio ambiente en relación con la conducta y la llamamos "estímulo". Skinner en su artículo de 1935 "La naturaleza genérica de los conceptos de estímulo y respuesta", considera que ésta definición de estímulo y respuesta es incompleta al no tomar en cuenta las líneas naturales de ruptura entre estos dos eventos. Para los fines de predicción en esta ciencia se requiere la especificación de una unidad reproducible, y para lo cual teniendo en cuenta la naturaleza genérica del estímulo y la respuesta, debemos especificar una serie de propiedades que una cierta "clase" de eventos reúna, esto es, no es posible por medio de la especificación de un evento en particular generalizar todos los elementos particulares que lo definen, ya que un evento nunca vuelve a repetirse exactamente, por lo que el concepto de clase al agrupar un número de propiedades, como pueden ser: topografía, fuerza, duración, etc., puede abarcar todas las respuestas que se dan con estas características, independientemente de otras características irrelevantes, para agruparlas en una sola clase. Así, una respuesta que se define como "apretar la palanca", es válida independientemente de cómo se dé, sin importar la posición o los movimientos que llevaran al organismo a presionar la palanca. Para Catania (1974) es requisito suficiente para establecer una respuesta en cierta clase, siempre que ésta tenga el mismo efecto sobre el medio, por lo que al tipo de respuestas de "oprimir una palanca" se clasifican como de la clase de las operantes por sus efectos ambientales, y la clase de las respondiente se clasifican porque son producidas por estímulos específicos.

Es entonces, que Skinner define la operante a utilizar en su investigación a la conducta de apretar hacia abajo una pequeña palanca, en un espacio experimental que más adelante describiremos. La selección de esta repuesta está justificada por los siguientes argumentos (Skinner, 1938): 1. Es una respuesta que se puede considerar incondicionada, (conducta exploratoria), o es una conducta que no presenta dificultad para el condicionamiento. 2. Ocurre frecuentemente aún antes de que ocurra el condicionamiento. 3. No ocurre tan frecuentemente de manera que no sea notable el efecto del condicionamiento. 4. No queda incluida en ninguna conducta genética significativa, esto es, la respuesta de flexionar la pata podría estar incluida dentro de otras como rascarse, etc. 5. La respuesta es fácil de definir, no se presta a ambigüedades. 6. Cada emisión de la respuesta es muy parecida. 7. Se requiere para la respuesta una estimulación proporcionada por la palanca.

Honig (1966) resume la necesidad de una unidad de conducta con ciertas características: "Comúnmente se elige una respuesta simple que pueda repetirse con rapidez, registrarse objetiva y automáticamente, ejecutarse durante períodos prolongados sin fatiga y emitirse en rango amplio de tasas de respuestas. " (p. 18). La mayoría de los experimentos aparte de realizarse con ratas también se han llevado a cabo con pichones, en los experimentos con éstos últimos la respuesta utilizada es el picoteo de una lámina de acrílico transparente, que tiene la misma función que la palanca utilizada en la caja experimental con la rata, pero la ventaja de utilizar pichones reside principalmente su capacidad de discriminación y la alta tasa de respuestas que puede alcanzar.

El dato básico de Análisis

El dato básico en el sistema de Skinner es la frecuencia de respuesta o dicho de otra manera la tasa de respuestas (número de respuestas por tiempo), es así que "el principal dato a medir en el estudio de las Leyes dinámicas de una operante sea el espacio de tiempo que transcurre entre una respuesta y la respuesta que la precede inmediatamente o, en otras palabras, la tasa de respuesta (Skinner, 1938,p. 75 )". El énfasis puesto en la tasa de respuestas como dato obedecía al interés de tratar con la noción de probabilidad cosa que se conseguía al ser fácilmente observables los cambios de la tasa en una curva acumulativa, método gráfico de representar los datos de fácil lectura. Lo que se buscaba en éste sistema como ciencia era la predicción, y su tarea consiste en evaluar la probabilidad de respuesta y analizar las condiciones que la determinan (Skinner, 1950). Es así como la tasa de respuestas pasa a ser la variable dependiente y los cambios en esta variable son cambios significativos, por ejemplo, en cada programa de reforzamiento, o sea en cada ensayo donde se programa de manera diferente las variables independientes (número de reforzadores por respuesta etc.), la tasa de respuesta cambia de manera significativa, estableciendo una curva acumulativa con ciertos rasgos característicos del programa al que se sometió, de lo cual trataremos más adelante.

El Espacio Experimental

Como ya hemos mencionado una de las características del trabajo de Pavlov era el estricto control de las condiciones experimentales, por lo que Skinner construye un espacio experimental aislado que se conoce como "Caja de Skinner", y es donde se restringe la estimulación de un ambiente natural con fin de controlar las variables que pudieran afectar el experimento y facilita la intromisión de condiciones o variables independientes. La caja utilizada en un principio por Skinner, consistía en un espacio donde se encontraba una palanca, un comedero, y una pantalla de luz. La rata tenía que introducirse por una entrada ubicada en la parte anterior de la caja. Esta descripción de la caja experimental se basa en su publicación de 1938, pero en su libro "Schedules of reinforcement" que escribió junto con Ferster (1957), donde se reporta la ejecución de gran cantidad de experimentos, la caja utilizada variaba un poco de la original, esta se hacía de una hielera común tipo campestre de aproximadamente 30 por 12 pulgadas, a la vez se dividía en su interior en dos compartimientos, uno donde se encontraba el pichón (la mayoría de los experimentos descritos en el libro se realizaron con pichones). En el otro compartimiento se encontraba el mecanismo del comedero, junto con todo el material eléctrico. En la pared donde respondía el organismo al igual que la caja anterior se encontraba el operandun (llave de respuesta de acrílico traslúcido), donde atrás de él estaban diferentes focos de colores que actuaban como estímulos discriminativos. Además se introducía un "ruido blanco" que enmascaraba los sonidos de los relevadores al ser operados y ayudaba también a enmascarar los sonidos exteriores que podrían filtrarse por la hielera. La palanca en el caso de la rata y la llave de respuesta en el caso de los pichones estaban conectadas a un microswitch el cual mandaba pulsos eléctricos a un programador de relevadores que accionaba un solenoide para permitir el acceso o la entrega de comida. Los primeros equipos se elaboraron con sistemas electromecánicos (relays), después se desarrollaron por circuitos de estado sólido (transistores) y actualmente se trabaja con computadoras capaces de controlar más de 100 experimentos diferentes con programas independientes. En algunos casos la caja se ha modificado por algunos investigadores y a ésta se le llama "caja de Skinner modificada" (Fester, 1953, en Catania, 1974). La aportación de Skinner que completa el diseño de su caja es el registrador acumulativo. Las respuestas que son emitidas por el organismo experimental son registradas en una gráfica que muestra el número de respuestas en la ordenada contra el tiempo en la abscisa. Podemos describir el registro acumulativo de ésta manera: de un rollo surge una tira de papel ancha, en algunos casos se usa una hoja de papel milimétrico, la punta de la tira de papel se mueve hacia la izquierda lentamente, una pluma fija va marcando sobre la superficie y se dirige a la derecha, cuando el organismo responde la pluma se mueve un poco hacia arriba, si se dan más respuestas cada una de ellas moverá un poco la pluma verticalmente, y si no hay respuestas la pluma sigue marcando una línea horizontal. Los reforzadores se marcan en el registro con una línea inclinada hacia abajo, y con esto tenemos una curva acumulativa, que con la inclinación de la línea nos permite con una mirada darnos cuenta de la frecuencia de respuestas que es el resultado del programa y las condiciones manipuladas, a mayor inclinación vertical de la línea, mayor tasa; en el caso de un programa de extinción (donde no se refuerza ninguna respuesta) al final encontraríamos una línea completamente horizontal. Cada programa logra una tasa característica fácilmente identificable en la curva, y con éste sistema un cambio en la tasa también es notable.

Los Programas de Reforzamiento "Un programa de reforzamiento es la prescripción para iniciar y terminar estímulos, sean discriminativos o reforzantes, en el transcurso del tiempo y en relación a las respuestas" (Morse, 1966). Con ésta definición se especifica la típica forma de experimentación del análisis experimental de la conducta, donde la programación de consecuencias a la conducta del organismo permite registrar cambios entre variables, donde los programas son la variable independiente, y la conducta la variable independiente. Los programas son clasificados y reportados en su edición de 1957 (op., citada) donde se informa aproximadamente de 70,000 horas de registros. Los programas de reforzamiento se clasifican como sigue:

Programas Continuos: Reforzamiento Continuo. En éste programa se refuerza cada respuesta que es emitida. Extinción: Aquí ninguna respuesta es reforzada.

Los siguientes se denominan Programas Intermitentes, y se considera que en un medio natural el organismo es más frecuentemente reforzado de esta manera. Razón fija: Se abrevia (RF) y en este programa se refuerza una respuesta a partir de la consecución de un número fijo de respuestas contadas a partir del último reforzamiento. El valor del programa se dá en base al número de respuesta que se va a reforzar, en un programa RF (razón fija) 100 la respuesta 100 será la reforzada. Razón variable: de forma similar al razón fija excepto que los reforzamientos son especificados de acuerdo a series al azar de razones de diferentes valores, o sea, se refuerza la respuesta N en donde el valor de N cambia de reforzador a reforzador. El valor del programa se dá en base al promedio de las subrazones, y se abrevia RV. Intérvalo Fijo: Se abrevia IF y la primera respuesta que ocurra después de un cierto intérvalo de tiempo medido a partir del último reforzamiento es reforzada. Así en un programa IF 10 la primera respuesta que ocurra después de 10 minutos será reforzada. Intervalo Variable: Se abrevia IV y la primera respuesta que ocurre después de un período de tiempo cambiante y que se inicia a partir del último reforzador, recibe reforzamiento. El valor de este programa es aquel del promedio de los subintervalos que lo componen. Los siguientes son tres de los principales programas compuestos que comprenden programas de razón y de intérvalo. Alternativo: Se abrevia (Alt. ) y aquí el reforzamiento es programado tanto por un programa de razón o uno de intervalo, de acuerdo al que se satisfaga primero. Así, en un Alt IF5 RF300, el reforzamiento se dará a la primera respuesta ya sea pasado un intervalo de 5 minutos o al completarse 300 respuestas, lo que sea primero. Conjuntivo: Se abrevia (Conj.) en este programa es necesario satisfacer los requisitos de ambos programas (razón e intervalo) para obtener reforzamiento. Así se refuerza a la primera respuesta después de 5 minutos y 300 respuestas ejecutadas en un conj IF5 RF300. Acoplado (interlock): El organismo es reforzado por la consecución de un número de respuestas; pero este número cambia durante el intervalo que sigue al reforzamiento. El número de respuestas requeridas desciende uniformemente con el tiempo transcurrido después del reforzamiento. Por ejemplo el programa puede iniciar con una razón de 300 pero baja linealmente a 1 después de 10 minutos. Los siguientes programas especifican el reforzamiento hasta después que se hayan satisfecho las condiciones, una después de la otra. Tandem: Existen dos o más programas simples, el segundo de estos inicia cuando el primero ha sido satisfecho, sin ningún estímulo que indique la presencia de cada uno de ellos. Encadenado: Semejante al Tandem, pero existe la presencia de un estímulo exteroceptivo que indica la presencia de cada uno de los componentes, reforzándose el final de la ejecución del último componente. Los siguientes programas especificados se caracterizan porque puede existir o no un estímulo que indique la presencia de cada uno de los componentes. Múltiple: El reforzamiento es programado para cada uno de dos o más programas alternantes al azar o bajo cierto orden, existe un estímulo que indica la presencia de cada uno de los componentes y permanece durante toda la operación del programa. Mixto: Similar al múltiple excepto que no existe un estímulo correlativo con los componentes.

Existe todavía una extensa variedad de condiciones de reforzamiento y una clasificación alternativa de estos, pero no es objetivo de este trabajo revisarlos, los programas ya mencionados son los más comunes y el tipo de clasificación utilizado también lo es. Para mayor información se puede recurrir a los textos citados y a la revista "Journal of Experimental Analysis of Behavior", la cual fue fundada por los seguidores de Skinner para publicar sus investigaciones resultantes de la experimentación básica. Otra característica de la metodología de Skinner que lo distingue de la metodología experimental tradicional, es el uso de uno o muy pocos sujetos en los experimentos, al contrario de la forma tradicional de experimentación (que es la más usual) que utiliza numerosos grupos de sujetos y recurre a la estadística para la interpretación de los datos. Skinner (1958) se manifiesta abiertamente en contra del uso de la estadística cuestionando la necesidad de usarla; una razón considerable para usar un solo organismo en un experimento es el análisis de millares de horas de ejecución, mientras que utilizar grupos numerosos de sujetos nos llevaría a una complejidad de datos imposible de manejar, y aparte de esto, el uso de registros acumulativos nos dá una curva gráfica fielmente representativa de la actuación del organismo, librándonos de la necesidad de programas estadísticos y es que gracias a la tasa de respuestas y a los cambios de ésta, al observarse claramente cualquier variación en la tasa debida a un cambio en la variable independiente, las pruebas estadísticas salen sobrando, y quizá una curva promedio estadística eliminaría propiedades significativas de los datos ocasionando problemas en la interpretación. Cuando los efectos de una variable sobre la conducta son susceptibles de ser observados de manera inmediata, es más fácil explorar esas relaciones manipulando las variables pertinentes mediante un diseño improvisado de presentación o manipulación de estas, en lugar de un diseño estadístico que nos limitaría. Para el análisis experimental de la conducta es mejor estudiar una rata sola durante mil horas, que mil ratas una hora cada una, o cien ratas diez horas cada una, consiguiendo con un sujeto individual uniformidad y predictibilidad, por lo riguroso del control ejercido y la extensión temporal del análisis (Skinner, 1966).

La extrapolación de los principios

Algunas críticas al conductismo Skinneriano o AEC, versan sobre la incapacidad de éste para dar cuenta de la conducta humana en base a que la mayor parte de sus principios han sido derivados de la experimentación con animales, argumentando que es imposible una extrapolación de la conducta de las ratas a la conducta humana al ser organismos tan disímbolos.

Según Skinner ( 1969 ) el que se inicie con organismos infrahumanos para la investigación y control de variables, no significa que su objeto sea desarrollar una ciencia interesada solamente en la conducta de las ratas, así como el investigador médico trabaja con animales para poder llegar a la aplicación de sus conocimientos a los humanos, el psicólogo experimental simplificando de acuerdo a las posibilidades que los sistemas de medición le imponen, tiene como objetivo llegar a obtener conocimiento de relaciones entre hechos (leyes) por medio de un análisis, para poder interpretar, predecir y controlar la conducta que se da en un ambiente más complejo (social), emitida por un organismo que se comporta también de una manera más compleja (hombre). Solamente estudiando organismos inferiores al ser humano podremos llegar a conocer lo que realmente lo caracteriza como éste, y eso que lo caracteriza como humano cada vez se va reduciendo acorde con los resultados de la investigación con animales. Conducta Social, generalización, efectos de castigo, superstición, discriminación, agresividad, etc., son solo algunas de las conductas que se han estudiado experimentalmente con animales, las cuales demuestran tener una correlación bastante similar con conductas semejantes ejecutadas por miembros de nuestra especie; no es el objeto de Skinner explicar siempre la conducta humana por medio de analogía con la conducta animal, y como ejemplo de esto son los textos del 53 y del 57 de los cuales hablaremos a continuación, en ellos se encuentra (y Skinner lo reconoce) una teoría de la conducta humana.

"Science and Human Behavior" es la obra donde Skinner (1953 ) plantea un análisis de la conducta humana bajo los parámetros del análisis experimental de la conducta, utilizando los datos empíricos de la experimentación animal como infraestructura de su extrapolación. Además de plantear el análisis psicológico de la conducta, Skinner incursiona en tópicos que se podrían ubicar fuera del objeto de la psicología,pero que él considera que una ciencia de la conducta puede aportar gran ayuda en estas áreas, tales como: control económico, educación, planificación de culturas, religión y gobierno.

Conducta Verbal

El análisis que realiza Skinner en su obra del 53 sobre conducta humana, es desarrollado en otra obra posterior titulada "Verbal Behavior" y publicada en 1957. Su inicio de "Conducta Verbal" enmarca los principios del condicionamiento operante bajo los que según él debe analizarse el lenguaje "funcionalmente" como cualquier otra conducta "Los hombres actúan en el mundo y lo cambian, y a su vez son cambiados por las consecuencias de sus actos. Ciertos procesos, que los organismos humanos comparten con otras especies, alteran la conducta en forma tal que se logra un intercambio más seguro y útil con un medio ambiente en particular. Cuando se ha establecido la conducta apropiada, sus consecuencias funcionan a través de procesos similares para mantenerla en vigor. Si por azar el ambiente cambia, las forma antiguas de conducta desaparecen, y las nuevas consecuencias dan origen a formas nuevas" (p.1). Este es el punto de partida para proponer Skinner el título "Conducta Verbal" para estudiar aquel tipo de comportamiento humano que no actúa directamente sobre el mundo físico sino que actúa de manera indirecta, llegando de esta manera a la siguiente definición de conducta verbal: "La conducta que es reforzada a través de la mediación de otras personas". Como se puede apreciar en el término, es claro que hace énfasis en la acción del hablante, aunque en un análisis funcional también se toma en cuenta la acción del oyente, cuya interacción de los dos completa lo que Skinner (1957 ) llamó "episodio verbal". La conducta verbal se encuentra mantenida y moldeada por el medio ambiente como los demás tipos de comportamiento, pero en este caso es un tipo de medio ambiente formando por otras personas, a lo que se le llamó "comunidad verbal".

Nos presenta Skinner (1957) en su libro una formulación nueva y radical sobre un campo de estudio ampliamente abarcando desde varios enfoques, esto es, el lenguaje, por lo que para justificar su análisis nos dice lo siguiente: "Nuevas técnicas experimentales y nuevas formulaciones han demostrado poseer un nuevo nivel de orden y presición. Los procesos y relaciones básicos que dan a la conducta verbal sus características especiales se entienden ahora claramente. Muchos de los trabajos experimentales responsables se han llevado a cabo en otras especies diferentes a la humana, pero se ha probado que los resultados están sorprendentemente liberados de las restricciones relativas a la especie. Los trabajos recientes han demostrado que los métodos pueden extenderse a la conducta humana sin tener que hacer modificaciones serias... la formulación proporciona un enfoque nuevo y fructífero de la conducta humana en general, y nos per

CONDICIONAMIENTO PAVOLVIANO

DESCRIBA EL EXPERIMENTO DE PALOV Y PRESENTE UNA SITUACION O CASO EN QUE SE PUEDA OBSERVAR DICHO CONDICIONAMIENTO PAVLOVIANO O RESPONDIENTE.

PONGA LA FUENTE DE DONDE OBTUVO LA INFORMACIÓN